La verificación de identidades, clave para reducir el fraude según el 90% de los directores de riesgos europeos

Ya venden en el país seguros contra el robo de identidad

Hits: 752
Califica este articulo 0 Votar

Es porque crecen las estafas con el DNI. Por primera vez se ofrece este tipo de cobertura. El principal delito: roban un documento y compran en cuotas o sacan pequeños créditos. La víctima se entera años después, cuando recibe intimaciones.

 Aunque en la Argentina no existen estadísticas oficiales sobre el tema, la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales, especialistas y fuentes judiciales coinciden: el robo de identidad es un modo de estafa muy frecuente y que está creciendo en el país. En pocas palabras, el fraude consiste en hacerse pasar por otra persona para realizar compras o tomar créditos en su nombre, y luego no pagar y desaparecer. Ahora venderán pólizas de seguro para protegerse de esas maniobras.

Daniel Monastersky, abogado especializado en el tema, explica cómo operan los estafadores en el robo de identidad (que como tal no está tipificado como delito en la legislación argentina).

Lo primero es hacerse de un DNI, al que le reemplazan la foto y le falsifican un cambio de domicilio . Los ladrones de identidad a veces dan allí por terminado los preparativos y salen de compras con el documento.

Pero a veces van más allá y averiguan –a través de bases de datos conseguidas de modo ilegal– la actividad de la víctima, sus ingresos y sus antecedentes crediticios. Lo siguiente es falsificar un recibo de sueldo y “diseñar” una fotocopia de un servicio público a nombre del damnificado. Con eso ya tienen lo necesario para ir a gestionar préstamos o hacer compras en cuotas a nombre del titular del DNI. Lo hacen en entidades que no profundizan los controles antes de otorgar un crédito.

Muchas veces, los timadores pagan las primeras cuotas de las deudas para ganar tiempo y seguir estafando. La víctima se entera de todo tal vez años después, cuando le niegan un préstamo por su mala calificación crediticia o cuando la llaman para cobrarle.

Ayer, la aseguradora El Comercio presentó una póliza que cubrirá, ante un robo de identidad, el asesoramiento legal y, eventualmente, pagos para cubrir deudas contraídas por el estafador. Además, los titulares de la póliza recibirán alertas cuando se produzcan consultas o modificaciones en su historial crediticio.

Daño económico aparte, el robo de identidad puede acarrear otros problemas impensados. El abogado Pablo Palazzi cuenta el caso de una clienta suya que por un robo de identidad “estuvo muerta seis meses”. Ocurre que quien tenía su DNI murió y el acta de defunción se confeccionó a nombre de la víctima del robo de identidad. “Entre otros inconvenientes, a mi clienta no le renovaban su matrícula de abogada porque figuraba como muerta; el caso fue complicado, porque no hay procedimientos previstos para revivir a una persona”, cuenta Palazzi.

Daniel Monastersky señala que el nuevo DNI puede ser una solución para estos problemas, porque es mucho más seguro que el anterior. Y recomienda hacer la denuncia siempre ante pérdida o robo de documentos.

El año pasado bajo la órbita de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales se creó el Centro de Asistencia y Atención a las Víctimas de Robo de Identidad.

clarin